Semana Santa de Linares

Con la primera luna llena de la primavera, Linares se impregna en una mezcla de fiesta y veneración, que saca a la calle a miles de personas para ver los distintos pasos procesionales.

La Semana Santa de Linares, se celebra de una forma muy especial. Y aunque somos conscientes de que no es lo mismo leerlo que vivirlo, vamos a intentarlo.

Semana Santa de Linares

Ya desde el miércoles de ceniza se puede palpar el gran sentimiento cofrade por todos los rincones de Linares, con un gran abanico de actividades: exposiciones, certámenes de bandas, tertulias cofrades y pregones.

Son muchas las cofradías que hacen de la ciudad un rincón inolvidable con olor a incienso y cera al paso de sus nazarenos, costaleros y horquilleros. Emotivos momentos se viven cada año durante esta semana, donde se puede sentir la fe y devoción por las calles de la ciudad que muestran tallas religiosas de prestigiosos imagineros como Palma Burgos o Víctor de los Ríos.

Entre las procesiones más destacadas, es todo un espectáculo contemplar la estación de penitencia de la Santa Cena Sacramental con el impresionante paso del cenáculo. También es memorable el Descendimiento donde, en un alarde escultórico, el abrazo fuerte de San Juan mantiene en vilo el cuerpo muerto de Cristo.

Pero además, Linares mantiene durante los días de la Semana Mayor singulares tradiciones que la hacen única. La bendición que concede Nuestro Padre Jesús Nazareno, con su brazo articulado, a los miles de linarenses que nos agolpamos a su paso en la “madrugá” del Jueves Santo al Viernes Santo. Podrás contemplar este rito a la salida y entrada de la cofradía, en la Plaza de San Francisco, o en su transcurrir por el Paseo de Linarejos.

El Viernes Santo, la cofradía de la Expiración lleva a Jesús y la Virgen de la Esperanza portados por sus “horquilleros”, al modo malagueño.

Los sonidos de la Semana Santa de Linares son también una pieza fundamental para entender todo el ceremonial de la Pasión según Linares. Como curiosidad, las Bandas de Cabecera son una particularidad por la que, en 1998, la Semana Santa de Linares fue declarada de Interés Turístico Nacional. El toque bronco de los “trompeteros” que anuncian la llegada del Nazareno, Expiración, Rescate o Santa Cena, aporta el sabor de antaño a los cortejos procesionales.

Pero, si hay algo típico y tradicional de Linares (también en Semana Santa) es echar la ligá con los amigos o tomar unas tapas típicas con una cerveza bien fresquita a eso del medio día.

¿Conoces nuestra selección de tapas y raciones? Descúbrelo en nuestos bares de la Avda. de España, 83 o en la C/. Santiago, 37, Frente al Mercado de Abastos.